6.4.06

MI QUERIDA HABANA















Para quien no haya tenido la gran suerte de conocerla, deciros que huele a pergamino, sabe a autentica. Esa es la Habana. Sus gentes desprenden felicidad contagiosa a pesar de su precaria vida, su sonrisas se te quedan clavadas en el alma para siempre, su alegria te transforma. Su nobleza te asombra, sus edificios te fascinan, aunque se sujeten solo por una escalera desnuda.
No puedes evitar sentirte parte de ellos y su historia, no pudes evitar sentirte culpable por quejarte de tener demasiado, te asombras de que con tan poco la sonrisa nunca se les borra. No pudes dejar de emocionarte con sus niños, que hasta que no garabatean todo el folio, no son capaces de tirarlo, que hasta que no queda mina en el lapiz, no lo cambian por otro. No pudes dejar de indignarte y rabiar por dentro de por su absurda y a la vez extraña situacion politica. Te sientes dentro de ellos, te involucras con ellos, colaboras sin pensarlo con ellos en todo lo que puedes y mas.
Mi experiencia en La Habana deciros, que yo queria quedarme alli a vivir para siempre, los militares de la aduana cuando lo comente, se me quedaron mirando perplejos y solo me dijeron "señorita usted sabe lo que dice, si usted es rica", eso me dolio y mi respuesta fue , "cambiaria sin dudarlo ahora mismo todo lo material que tengo por la riqueza de sentimientos de su ciudad".
La Habana me hizo aun abrir mas los ojos a que nunca debemos fijarnos en lo que uno tiene, si no en lo que guarda su corazon, y la Habana rebosa corazon.
La Habana me hizo llorar y gritar de rabia, cuando vi las dos filas que habia en la heladeria Coppelia, una para turistas totalmente vacia y otras para cubanos llena de gente. Yo rebelde por naturaleza me puse en la que no me correspondia, era una mas ¿porque iba a ser distinta?, esas personas llevaban alli horas bajo un sol de justicia esperando para lo mismo que yo, y claro nuevo militar que se me acerca, "señorita esta no es su fila", (me dijo), mi respuesta "esta es mi fila y si no le gusta arresteme porque yo de aqui no me muevo y esperare mi turno como todos los demas", su respuesta una sonrisa.
Un consejo si vais alli, visitar La Habana verdadera, dejaros guiar, callejear, llenaros los sentidos de cada corazon, cada sonrisa, cada olor, cada vision., en vez de tomaros un tipico mojito, beberos una cerveza Cristal
en el Barrio Chino, bien fria en compañia de esta maravillosa gente, empaparos de su musica, su alegria, comer en Pladares (casas familiares de comida), no en restaurantes turisticos, compartir vuestro plato con ell@s y si se acerca un militar decir "yo tengo derecho a elegir, y elijo estar con quien me apetece, arresteme si quiere".
Tampoco os perdais los amaneceres mas bellos del mundo, vistos desde el malecon, ni
visitar el Museo de la Revolución, es historia pura, real y muy dura.
Si viajais alli solo os pido un favor, contactar con la ONG "Puente Familiar con Cuba", que se dedican a transportar mediante turistas cosas tan basicas como ; maquillaje, folios y material escolar, medicinas (alli conseguir un Gelocatil o antibiotico para los cubanos es de lo mas dificil), revistas (lo unico que les llega es la Voz de Cuba, un periodico de 3 hojas, donde todos los articulos son sobre Fidel, y nada se habla de noticias del exterior), mi contacto de la ONG en la Habana era una joven que vivia con su madre en un edificio, derruido tan solo sujeto por una escalera con tanta nobleza que cuando vi en las precarias condiciones que vivia y encima era la persona que se encargaba de repartir el material que le llegaba de los turistas entre los necesitados de su ciudad, solo pude llorar y darla un sincero y enorme abrazo sin conocerla, y decirla que la admiraba increiblemente, la regale un colgante que la gusto y ella a cambio me dio el mejor regalo posible, una lagrima, una sonrisa e invitarme a conocer un colegio infantil. No se cuanto tiempo estuve jugando con los niños, hubiera estado toda la vida con ellos sin dudarlo, no se cuantas lagrimas derrame cuando un niñ@ me abrazaba y me sonreia, pero para mi fue uno de los mejores regalos de mi vida.
La Habana es un regalo en si y conocer a su maravillosa gente la mejor experiencia de mi vida.
Vieja Habana llenastes mi corazon de felicidad, y te quedastes en mi alma para siempre.
La Habana te hace ser mejor persona, te abre los ojos cegados por lo marterial.
TE QUIERO VIEJA HABANA, NO TE OLVIDARE YA NUNCA.

5 Comments:

Blogger Noa- said...

Me alegra volver a leerte.

Tus letras además de hablar del alma de la Habana, hablan de otra sin duda mucho más hermosa... la tuya.

Sé de lo que hablas, porque aunque no he ido nunca, tengo amigos casados con gente de allí, con la que colaboramos para enviar cosas.

La Habana... todo lo que has escrito y mucho más... gente, contacto, cercanía...

Un abrazo

8:48 a. m.  
Blogger vylia said...

Me gustaría conocerla... debe ser tan mágica como dices. Un abrazo.

10:18 p. m.  
Blogger Pandora said...

Hola. La primera vez ke te visito. Ha sido agradable.

La Habana.
Interesante.
Nunka he estado ahi, pero la forma en ke relatas tu experiencia ha sido kompletamente ilustradora y gratifikante, me hiciste imaginar justamente komo es y komo se siente, gracias por ello. :D

Esperó algún día ir por esos lares.

Nos seguimos leyendo, visítame

Saludos & Bloody Kisses

12:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

8:12 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

4:57 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home