20.1.06

ASTARTÉ e ISTHAR











Astarté:
Era la diosa fenicia y que entre los sumerios era conocida como Inana. Posiblemente era una versión de la diosa asiro-babilónica Isthar. Es la diosa semítica de la vegetación, adorada en todo el próximo oriente. Se conservan grandes y pequeñas imágenes reservadas en gran número y sexualmente caracterizadas. Astarté tenía a su servicio prostitutas sagradas, al igual que Isthar; los profetas hebreos condenaron su culto porque era un desafío al de Yahvé y por el carácter licencioso de su culto, llamándola Ashtoret, vocalizando el nombre igual que la palabra bossheth (vergüenza). De modo normal se la muestra desnuda.

En el momento que fue echada fuera por los egipcios figuró como diosa de la guerra y sus atributos eran la lanza y el arco; también le correspondería el título como reina de la estrella de la Mañana.
Como Reina de la Estrella del Anochecer era diosa del amor apasionado. Este es el rasgo más tardío de Astarté donde se concentra su invocación. Astarté aparece como una bella mujer en un carro dibujado por seis leones, llevando una gran cantidad de hojas de mirto y acompañada de palomas.

Isthar:
Era la diosa asiro-babilónica llamada "diosa de la mañana y del atardecer", a la vez que era la diosa del amor y de la sexualidad.
Según la leyenda, aunque se la considera virgen, tiene muchos amantes, destacando Tammuz. Como Inana, su homóloga sumeria, tiene, al lado de su aspecto erótico, las funciones guerreras y astrológicas. También se convirtió en Asiría en la diosa de la guerra. Esta diosa, con mayor o menor intensidad en Babilonia y Asiría logró tener y mantener estos dos caracteres conjuntamente. A Isthar en determinadas zonas se la consideraba como dios masculino, llamándole Atthar, otras como femenina y otras de los dos sexos. Dependiendo de la genealogía los atributos varían.

Isthar estaba presentada como hija del dios Sin, a su vez hijo de Aun; después se presentó como hija del mismo Aun; por último, Istar realizó progresos incesantes y en Uruk el propio Aun fue obligado a tomarla por esposa, antes de que le superara ella misma. El éxito de Isthar fue extraordinario en Mesopotamia y su nombre acabó por ser el sinónimo de "diosa" y su plural Istarata de "diosas". Como hija de Sin, se le da culto como diosa de la guerra. Los asirios la adoptaron como diosa, se casó con Ashur considerándola diosa de la guerra y tomó parte en las batallas con su esposo, "cubierta de lucha y revestida de espanto"... Así Isthar guerrera es la "Señora de las batallas". Se representaba de pie sobre un carro tirado por siete leones y empuñando un arco; otras veces se le representa con un león cogido con un lazo, otras cabalga sobre él, o bien lo unce a su carro y al que a veces se la compara. La compañía de este animal sagrado muestra simplemente que sobrepasa un valor simbólico o metafórico.
Pero cuando se ve en ella la hija de Aun, se la considera la función como diosa del amor y de la fertilidad animal y especialmente femenina. Aunque se la considera virgen, en la mitología aparece asociada a muchos amantes, destacando Tammuz, dios de la cosecha, cuya muerte llora. Istar se conduce como una madre tierna con los que ama. Como Inanna, tiene, al lado de su aspecto erótico, el de las funciones de guerra, ya referido, y el de la función astral. Istar estaba asociada al planeta Venus como estrella de la mañana, y en las fronteras de Babilonia se la representa mediante una estrella de ocho puntas.
Su principal centro de culto se ubicaba en Erek (Uruk), donde se daba la prostitución sagrada a su servicio. La misma Isthar ejerce este menester con dioses, ella, pues, es la primera víctima de los deseos que inspira a los demás. Pero - como relata el Gilgamés- " tú cavas el foso a los animales influidos por la pasión y los celos y hieres a los hombres".

El carácter de Isthar es irritable e incapaz de tolerar la menor oposición a su voluntad. Se irrita con su padre Aun por no ceder a sus caprichos y amenaza al guarda de las puertas del infierno por no abrirlas con celeridad. El mito relata el descenso de Isthar al mundo inferior para recuperar a su amante Tammuz y sacarlo de la triste morada. Ordenó que se le abriesen las puertas, se despojó de sus adornos, se presentó ante la soberana del lugar, Ereshkijal, a quien atacó; Isthar fue prisionera, lo que significa desolación en la tierra y tristeza por parte de los dioses. Su padre Sin y su hermana Shamash acuden con sus quejas a Ea para que libere a Isthar. Aquélla creó un ser afeminado, Asushunamir, quien envió a aquel lugar unas palabras mágicas para forzar la voluntad de Ereshkigal, la cual liberó a Isthar, que, al fin, salió sin Tammuz. A pesar del carácter violento de Isthar, su corazón no permaneció insensible a la bondad ayudando mucho a los humanos, precisamente su nombre tiene el significado de "Benévola".

Dos simbolos mas para admirar ;-)

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Bastante interesante la manera en que el culto a Yahve tomo el lugar de Astarte.

2:52 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home