10.2.07

CRONICA DE UN VIAJE A CISJORDANIA (1ª PARTE)

De arrb a abj: Niños de Ramala, con raquitismo producido por la falta de alimentos cuando los soldados Israelíes dedicieron sitiar la ciudad y no dejar pasar ni salir a nadie de ella durante varios meses y en la otra foto parte del muro de la verguenza que rodea totalmente Ramala, con la torreta de francotiradores vigilando el checkpoint de entrada y salida a la ciudad- Fotos de Veronica Alcacer





Hablar ahora de Palestina para mí, es aun más difícil que antes. Si en el pasado defendía a capa y espada a este pueblo hoy confinado en su propia tierra, una vez que he visto con mis propios ojos la realidad que no llega a Occidente, solo puedo sumarme a una frase que Rachel Corie dijo en su momento: “Ningún libro, conferencia o documento, me podía haber preparado para la realidad de esta situación. Uno no puede hacerse a la idea a menos que lo vea”.

Quizás yo iba con la mente bastante clara de lo que me podía encontrar en mi viaje, pues en ningún momento dude de la injusticia que esta sufriendo el pueblo Palestino, pero el verlo con mis propios ojos y sentirlo en mi propio corazón a confirmado aun mas mi decisión de que en cuanto pueda volver alli, porque son muchas las manos fuertes, los corazones puros y las miradas limpias que necesita esa gente, no Organizaciones Internacionales que para mi vergüenza, se aprovechan del pueblo al que dicen “ayudan” y lo único que hacen es vivir a todo lujo a costa de ellos. Para mi ha sido una vergüenza y gran tristeza, trabajando en una pequeña ONG como trabajo, comprobar que algunas de estas grandes organizaciones solo se están lucrando de los que mas necesitan ayuda aprovechándose de ellos. Dicen que una persona no puede cambiar el mundo, pero yo soy de la afirmación “que si quieres puedes” y aunque no lo consiga por lo menos lo habré intentado. No todos somos iguales, algunos como yo nacieron con las manos fuertes, el corazón puro y la mirada limpia y ese es el medio para poder cambiar las cosas.

Llegamos el día 9 de Enero al aeropuerto de Ben Guiron aproximadamente a las 16h, y aunque el madrugón y el cansancio de las 5 horas de viaje (con escala en Barcelona), no hizo que perdiéramos la sonrisa. Verónica y su amigo Issa, que amablemente nos hizo de chofer del monovlumen, de guía y traductor, nos estaban esperando a la salida del aeropuerto.

Cuando cogimos la carretera dirección Tel-Aviv a Jerusalén, donde estaba nuestro hotel, el paisaje poco a poco fue cambiando, de repente nuestro ojos se fijaron en la gran pared de piedra que limitaba la carretera “el muro de la vergüenza”, que a simple vista podría parecer un muro de sonido, pero que en realidad son las paredes de una cárcel. El muro se extendía mas allá de donde la vista nos alcanzaba, delimitando el pueblo Palestino de los Steelman Judíos, que son asentamientos desperdigados por toda la montaña, a simple vista parecen cúmulos de urbanizaciones, pero encierran una realidad que espanta, cada familia judía que se traslada a estos asentamientos, aparte e disponer de su propia vivienda, disponen también de cuatro francotiradores por familia ¿para defenderse de que?... Curiosamente cada Steelman suele estar orientado a una población Palestina, en lo alto de las lomas, como si del castillo de un rey cruel en el medievo español se tratara. Apuntando las torres de sus francotiradores a la población civil y en muchos casos a patios de colegios, como pudimos comprobar en la cuidad de Belén, donde un día antes de nuestra llegada, dispararon desde el asentamiento a una niña de 5 años que jugaba en el patio del colegio, haciéndole que la bala le traspasara su estomago de lado a lado, ¿el motivo?, solo uno porque era una niña Palestina.

Con esta vista del muro y los asentamientos ya la indignación empieza aflorar en cada uno de las personas que forman nuestro grupo de rodaje y las preguntas comunes, poco a poco empiezan a sucederse ¿Por qué?...

Estuvimos tres días de grabación de entrevistas en Jerusalén, nuestro objetivo, entrevistas a mujeres Palestinas de todas las edades y condición social, para recoger en las cámaras la situación que están viviendo allí.

De camino a una de las citas concertadas en el Jerusalén Woman Centre, pudimos ser testigos de la horripilante realidad diaria que sufren los Palestinos, un muro horroroso que separa la ciudad de Jerusalén en dos mitades muy distintas, donde la única condición para pasar al otro lado, para ir a trabajar o estudiar es hacerlo por una pequeña abertura, rodeada de militares Israelíes armados hasta los dientes. Muchos Palestinos para evitar la humillación, burlas, ataques físicos injustificados y otras vejaciones, se deciden a sortear y escalar el muro por cualquier sitio lejos de los checkpoints. Nosotros y nuestras ocultas cámaras como he dicho fuimos testigos de como tres jóvenes saltaban el muro y como inmediatamente de la nada varios soldados Israelíes, corrían tras ellos con el arma empuñada y el seguro quitado, dispuestos a disparar cuando les tuvieran en el blanco. La providencia sonrió esta vez a estos jóvenes y lograron escapar ilesos y dar esquinazo a sus cazadores, que no disimulaban su indignación por su huida. Esto es el diario vivir de aquellos que tan solo por ir a seguir con su jornada diaria como cualquier persona, arriesgan su vida cada día. Nosotros nos preguntábamos ¿esta vez se han salvado, pero y mañana? ¿cuantos han muerto ya por intentar lo mismo que estos jóvenes?...

También comprobamos en cada mujer que entrevistamos, la realidad de lo que esta ocurriendo, al principio desconfiaban de nosotros, pues aunque Españoles y jóvenes, también éramos “Internacionales” (como ya he comentado son muchas las organizaciones que se lucran con ellos utilizándoles), pero una vez que les decíamos: “di lo que quieras, no te sientas limitada a ocultar nada, esta entrevista solo va a demostrar la realidad ”, entonces ellas hablaban desde lo mas hondo de su corazón. Todas las mujeres entrevistadas en este viaje, han llorado y nos han hecho llorar, cada vez que alguna contaba como habían entrado en su casa, sin hacer nada para merecerlo y las habían sometido a toda clase de vejaciones y torturas, tanto a ellas como a sus familiares. Hay el caso de una mujer de Belén que nos contaba como se le habían producido las marcas de su cara, un soldado Israelí la golpeo la cabeza contra la pared dentro de su propia casa, una y otra vez hasta romperle la nariz y desfigurarle el rostro, todo esto en presencia de su hija pequeña y únicamente por ser una mujer Palestina. El horror que ha sufrido y sufre esta gente solo es comparable a una pesadilla continua. Aun así el coraje, la bondad y la esperanza de la paz todavía anida en sus corazones, al igual que conservan esa gran llave de hierro (la llave de su casa), que según la tradición, es lo único que guardan cuando les han destruido las bombas sus viviendas o les han echado de ellas para ocuparlas, esa llave es su esperanza de algún día poder volver a su hogares. Al preguntarles si odian a los Israelíes, sorprendentemente nos dicen que no, que lo único que quieren es vivir en paz en sus casas, que los dos pueblos pueden convivir en paz compartiendo la tierra, que no les importa que vivan enfrente de ellos, pero que por favor no les echen de sus casas, que solo quieren vivir como cualquier persona. Son admirables y con una bondad para tomar ejemplo.

Una de las primeras entrevistas fuera de Jerusalén, fue a varias mujeres de Ramala, desde estudiantes, hasta mujeres cuyo sufrimiento vivido a través de los años, marcan como surcos profundos sus arrugas y las hacen parecer mucho mas mayores de la edad real que tienen. Ramala es una de las ciudades, junto con Nablus, donde por desgracia se sitúa uno de los checkpoints más importantes que impide el paso a los que vienen hasta allí de Jerusalén. El gran muro de piedra lo rodea todo, flanqueado por dos enormes torretas de vigilancia que albergan a los francotiradores. Entrar en Ramala es empezar a conocer la situación que están viviendo los Palestinos, confinados, encarcelados al antojo de los Israelíes, pero aun así con un atisbo de esperanza reflejado en sus ojos, e intentando seguir con su vida diaria, que solamente se rompe, cuando los tanques Israelíes deciden entrar arrasarlo todo para que no olviden los habitantes de Ramala “quien controla realmente la situación” , entran sin avisar, un día y por sorpresa, entonces la calma tensa de Ramala, se vuelve un continuo correr e intentar esconderse de sus habitantes. Ramala cuando esta tranquila, es todo color, amabilidad y centenares de personas por la calle y sus coloridos y fantásticos mercados de deliciosas frutas y verduras (los mejores fresones que he comido en mi vida son los de Ramala). Todo el mundo se saluda amablemente, incluso a nosotros nos saludaban con un “Shalam” o “Marhaba”, cuando nos veían. Algunos hombres al vernos a todo el grupo con los pañuelos Palestinos que muy orgullosos todos llevábamos puestos al cuello, nos preguntaban: “¿Hamas o Al Fataa?, nosotros les mirábamos y haciendo la “uve” con los dedos, solo les contestábamos: “Only Free Palestine”, ellos se sonreían y nos decían un: “Thanks” emotivo y sincero.

Uno de lo días que acabamos pronto la jornada de entrevistas. Issa decidió llevarnos a Jericó, la ciudad mas antigua del mundo, atravesada con una de las calles con más historia del mundo, más de 3000 años tiene esa carretera o camino. Jericó es precioso, coronada en lo alto por el Monte de las Tentaciones. Después de comer y ya anocheciendo (pues allí a las seis de la tarde ya es noche cerrada), y con la pena de no haber podido subir con tiempo al Monte de las Tentaciones, con una caja de cervezas a ver anochecer, Issa decidió llevarnos a otro mágico lugar de esta bella tierra, al Mar Muerto. Llegamos aun más de noche a una de las playas del Mar Muerto, controladas por los Israelíes, que nos pedían 30Sk (más de 5 euros por cabeza por tan solo visitar la playa), así que decidimos probar suerte en otra playa. Encontramos una libre de pago, y totalmente a oscuras, solamente guiados por la luz de la luna, bajamos todo el grupo hasta el agua. El Mar Muerto esta a 400m por debajo del nivel 0 del mar, se llama así por que su 100% de salinidad hace que no pueda existir ningún tipo de vida en sus aguas. El agua esta caliente a unos 20º o mas, y su fuerte salinidad no impidió que tres de nuestros arriesgados compañeros se dieran un baño, mejor dicho lo intentaran, ya que por el efecto de la gran cantidad de sal, lo único que puedes hacer en sus aguas ¡es flotar como un corcho!, por nada del mundo te hundes, solo flotas. La cara y gritos de sorpresa y alegría de nuestros compañeros bañistas, hizo que la total oscuridad y soledad de la playa se llenara con nuestras carcajadas. El resto del grupo, nos tumbamos en las piedras de la orilla a contemplar uno de los espectáculos mas bonitos jamás vistos en la naturaleza. Un silencio total, una calma increíble y un inaudito cielo plagado de estrellas que hacían soñar, un cielo tan limpio que nos permitió ver varias estrellas fugaces. Un espectáculo impresionante y mágico.

Pasamos mas de dos horas en el Mar Muerto, cantando, bebiendo cervezas, algunos bañándose y otros maravillándose por la oscuridad total y el mágico cielo, luego recogimos todos, los bañistas se lavaron con agua limpia, ya que al secarse la sal hace que la piel escueza y de nuevo montados en el coche nos dirigimos a nuestro Hotel de Jerusalén, a recoger las maletas por que temprano al día siguiente nos íbamos a Nablus.

El sábado 13 llegamos a Nablus, para pasar dos días, estar con “nuestros niños” que tantas ganas teníamos de verlos y grabar algunas entrevistas. Todas fueron iguales que las anteriores, mucho dolor que aflora en forma de palabras que hacen una y otra vez brotar sus lagrimas y las nuestras, pero la mas impactante fue la que sin haberla planeado, surgió como surgen las cosas, pues nosotros solo entrevistábamos mujeres, como he comentado fue en la Universidad Al Najah de Nablus. Antes de poder grabar recursos y entrevistas hay que seguir el protocolo de hablar con el responsable para que nos de permiso. Fuimos hablar con el rector que amablemente nos recibió y entre formulismos burocráticos de palabras, se sintió cómodo y empezó a relatarnos el calvario que viven los estudiantes universitarios cada día para poder estudiar. Tanto nos impresionaban sus palabras cuando comenzó a relatar estos hechos, que le pedimos por favor si podíamos grabarle mientras. El nos comento que no le importaba que lo hiciéramos, pero solo el sonido de su voz, no su imagen, el motivo estaba amenazado y que una semana antes en mitad de la noche tres soldados Israelíes del modo patada en la puerta, entraron en su casa, donde dormía el, su mujer y sus tres hijos. Después de maniatarlos y vendarles los ojos a toda la familia, los situaron de rodillas en fila delante de ellos, amenazándoles que si se movían los mataban, durante toda la noche no pudieron moverse de esta posición, ni les permitieron siquiera ir al baño, mientras los soldados se burlaban de ellos, el único motivo que le dieron para haber invadido su casa y la intimidad de su hogar fue este “venimos a dormir en tu sofá”, y es lo que hicieron mientras se turnaban para dormir, el rector y su familia maniatados y con los ojos vendados pasaron toda la noche sin moverse y controlando con gran sufrimiento sus necesidades fisiológicas, por que estaba en juego sus vidas. Al amanecer les liberaron y se marcharon tal y como habían llegado, burlándose de ellos. A los pocos días otro profesor de la Universidad, sufrió algo parecido, solo que a el no le ataron sino que entraron en su casa a medianoche le dispararon en las piernas y se marcharon entre risas.

Nuestras lagrimas ya resbalaban por nuestra piel al oír esto pero se acentuaron cuando empezó a contarnos el caso de uno de los cientos que ocurren a diario a los universitarios que solo quieren ir a estudiar a la facultad.

Nos enseño dos fotos sin rostro, correspondían a una joven musulmana estudiante de la facultad, que uno de los días que atravesaba como era costumbre un checkpoint para ir a clase, dos soldados Israelíes entre risas mientras la apuntaban con el arma sin seguro (como es costumbre que la lleven siempre), la hicieron quitarse el velo, no contentos con la humillación, la hicieron quitarse mas prendas de ropa. En uno de los brazos descubiertos de la joven, uno de los soldados vio una marca en la piel, la pregunto si era un tatuaje, a lo que ella respondió que no, que solo era una marca de nacimiento. El no la creyó y empezó a reírse, su compañero de checkpoint aprovecho a sujetarla fuertemente, mientras el otro cogia del suelo un cristal roto de una botella. La chica lloraba y pedía que la dejaran en paz, que no había hecho nada malo, pero ellos querían divertirse a su costa y sujetándola fuertemente, con el trozo de cristal roto, la grabaron en la piel de un brazo la estrella judía de 6 puntas, la única razón que la dieron era que ellos si la iban a tatuar algo bonito y entre sangre, gritos de dolor, lagrimas y suplicas de la chica, la marcaron, por la única razón de ser una joven Palestina que el único pecado que había cometido era el ir cada día a estudiar.

Cuando acabo de relatarnos uno de los cientos de casos de vejaciones que sufren los estudiantes de la universidad de Nablus, nuestros lloros impidieron que prosiguiera con mas ejemplos de humillaciones y acabamos allí la entrevista, a lo que el añadió: aun así quieren estudiar y ser alguien en la vida, muchos de ellos han decidido vivir confinados y apiñados en pequeños pisos cerca de la universidad, para no tener que sufrir humillaciones cada día y no perder su vida si se arriesgan a saltar el muro. también nos contó que muchos estudiantes se dividen la carrera entre sus hermanos, seis meses va uno y seis otro, porque no pueden pagar por si solos la renta anual de los pequeños pisos en los que viven apiñados, así que uno enseña al otro lo aprendido durante el semestre que ha estudiado, los libros con los que estudian no son de segunda mano, sino de décima o undécima mano, se nota por su papel ya descolorido, pero aun así los cuidan como si fueran nuevos, solamente el tiempo pasado causa el destrozo en ellos. La universidad Al Najah de Nablus junto con la Universidad Al Quads de Jerusalén son las dos más importantes de Palestina.

No son historias inventadas sino historias reales de personas como nosotros grabadas con una cámara. Aun así la esperanza, el coraje y la bondad jamás la pierden, al igual que la esperanza de un mundo en PAZ.


Estoy llorando mientras escribo esta primera crónica y ahora no puedo seguir, os prometo que la terminare aun quedan muchas cosas que contar y que para nada quiero ya callar, pero entender que me es difícil recrear tanto dolor e indignación de nuevo en mi mente.

Aun me queda por contar como muchos muchachos han conocido la cárcel y las torturas a los quince años de edad, por el simple pecado de ser palestinos.

El destino y el corazón siempre saben donde llevarnos, aunque hayamos sufrido un camino tortuoso y doloroso para llegar hasta el, porque al final la recompensa que hayamos supera con creces el dolor vivido en el pasado. Todos estamos predestinados a algo, nuestro deber en la vida es descubrir cual es nuestra misión en ella.....

2 Comments:

Blogger palabraserrantes said...

Me quedo un rato en silencio. Debo dejar de llorar. Busco a tientas un poema de una escritora española que me ha enviado de manera amabílisima un poemario escrito a su vuelta de Líbano y Palestina en su verano español.

Yo voy a dejarte unos versos suyos.
Y su URL para que la conozcas.

No es fácil de leer.
Pero qué acotación absurda hacértela a vos mujer!

Gracias, Sonia.
Te abrazo


En esta tierra enloquecen
de lunes a domingo.
Deshacen las trenzas,
desatan las lenguas
desnucan la cordura.

Cuchichean
su verdad a medias,
llenan con ira
el cáliz sagrado
y lo escupen gritando
que nunca tuvieron casa.

En esta tierra os digo,
antes que sus barbas sucias
hubo un pueblo respetable
que escribió sobre las piedras
su dolor y su memoria.

*



Silvia Delgado Fuentes
http://niunpasoenfalso.blogspot.com/


@Mar

6:33 a. m.  
Anonymous guerrilla radio said...

Israele Estado Terrorista: civili palestinesi usati come scudi umani,
mira foto e videos:

http://guerrillaradio.iobloggo.com/archive.php?eid=1524



respect da Vik
Italian blogger from Milan

10:42 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home