3.2.06

EL HADA EGOISTA

















Cuento para niños y adultos:

Existio una vez en el reino de lo imaginario una pequeña hada que tenia como mejor amiga a la Luna desde su nacimiento. Fueron pasando los años y el hada crecio, un poquito mas en tamaño y mucho en belleza, y al ir creciendo poco a poco fue encontrandose en su camino con nuevos amigos y amigas y dejando un poco de lado a sus amigos de siempre, entre ellos a la blanca Luna, que durante tanto tiempo la habia escuchado y cuidado, tan solo la recordaba y se dirijia a ella cada vez que necesitaba pedirla un deseo.
Un dia el hada se dio cuenta de que al mirar hacia la noche de estrellas, algo faltaba, y al poco tiempo descubrio lo que era. La luz de su antigua amiga Luna, pero para ella solo resultaba un hecho insignificante aquel descubrimiento y siguio con su vida.
Era tanta la belleza que irradiaba el hada, que todos sucumbian a sus encantos, y aprovechandose de esta particular caracteristica suya, se dedico a someter a su voluntad a todos los seres que quedaban prendados por ella.
Con el tiempo, la pequeña hada bondadosa y callada, se volvio egoista y cruel, al comprobar el gran poder que ella ejercia sobre los demas.
Pero una noche de primavera, al asomarse a la ventana, comprobo que la Luna, tenue no aparecia como todas las noches y decidio preguntar a los demas seres del mundo imaginario el motivo de aquel misterio.
Hablo con los mas sabios Elfos, Gnomos, Duendes , sin obtener respuesta a su pregunta y decidio viajar donde vivia la Luna haber que habia sucedido. Viajo y viajo y no la encontro, hasta que de regreso al bosque donde vivia, en el negro cielo, vio una pequeña luz luminosa que la atrajo. Al irse acercandose poco a poco hacia aquella señal debilmente resplandeciente, comprobo por sus propios ojos que se trataba de la Luna y que estaba menguando cada vez mas.

- ¿Luna que ocurre que ya no brillas como antes?
- Estoy triste - respondio ella -
- ¿Y por eso estas menguando?
- Si, porque ya no me necesitas como antes
- Veras...he crecido, tengo nuevos amigos y ¡claro que te necesito, has cumplido mis deseos durante mucho tiempo!, es mas ahora mismo te voy a pedir uno ya que te tengo cerca - respondio el hada sonriendola -
- Ya no puedo conceder deseos, porque cada vez tengo menos luz y menos alegria -le dijo la debil Luna -
-¡¡ pero no puedes desaparecer asi como asi ¿que pasa con mis deseos?!! - le grito el hada -
- Tu misma te has respondido, mi querida hada, ya no habra mas deseos cumplidos.
-¡¡¡Eres mala, yo necesito que se me cumplan muchos deseos todavia!!!
- ¿Alguna vez mi hada, te has preguntado quien soy yo aparte de una fabrica de deseos?

El hada ignorandola, se sento de espaldas a ella y empezo a maldecirla, luego bajo volando hacia su casa del bosque y se fue a dormir tranquila.
Al dia siguiente la desperto un gran tumulto y bullicio que venia del bosque y comprobo horrorizada que en vez de ser noche estrellada aun era de dia, los demas habitantes nocturnos que vivian entre los arboles estaban muy nerviosos, porque sabian que solamente podrian sobrevivir en la oscuridad, no durante el dia, y que les quedaba muy poco tiempo de vida. Al preguntar que habia pasado con la noche, el gran Duende Mayor le respondio que la luna se estaba muriendo y que por ello el Sol hacia todo el trabajo de los dos.
El hada corrio hacia donde unos dias antes habia hablado con la Luna, dispuesta hacerla entrar en razon y que volviera a salir. Al pasar cerca del Sol, su luz casi prendio sus alas, pero consiguio llegar hasta donde estaba la Luna oculta.

- Luna maldita - la dijo- ¡vas hacer que todos muramos quemados si no sales!. !¿Por que eres tan egoista?!.
- No soy egoista, estoy triste, porque todos me pedis deseos y mi energia cada vez es mas debil para cumplir todos vuestros sueños. Solo me salvaria y os salvaria el que alguien pidiera el ultimo deseo - dijo entristecida la Luna-
- Pues te pedire yo el deseo - añadio el hada-. Pido....
- Recuerda que solo puedes pedir un deseo, un ultimo deseo - la interrumpio la Luna-

De repente el hada tropezo y resbalo de la superficie tan pequeña en la que se habia convertido ahora la Luna y empezo a caer y a caer hacia el vacio. Intento mover sus alas para volar, pero estaban demasiado dañadas por el Sol para poder moverlas como era de esperar y se precipitaba en direcion a la gran bola de fuego que reinaba ahora en el cielo azul.

- ¡¡¡Luna ayudame, ayudame me quemo!!! - gritaba-

La luna debilitada cada vez mas hizo un ultimo esfuerzo y aun a expensas de que el Sol la quemara, consiguio llegar al hada y engancharla por las alas quemadas con uno de sus extremos.
El hada mirando entonces a la cara de la Luna y con lagrimas de plata en sus mejillas transparentes, la dijo:

- Te voy a pedir el ultimo deseo
- Esta bien ¿quieres que te salve a ti de morir quemada por los rayos del Sol que ahora gobiernan el dia?, esta bien lo hare, es tu deseo.
- No deseo nada de eso . la respondio el hada llorando-
- Quiero que te salves tu - agrego-

La luna la miro sonriendo y la respondio:

- ¿porque quieres salvarme a mi, y no a ti o a los habitantes de la noche?
- porque te lo debo, tu siempre has estado conmigo y has sido mi amiga, yo por mi egoismo no me di cuenta de que asi ha sido siempre y has arriesgado tu vida por salvarme, ahora quiero salvar yo tu vida.

La Luna entonces empezo a tomar la forma de una cuna, para abrazar al hada y tan pronto lo hizo, empezo a oscurecerse el cielo y a brillar cada vez con mas intensidad. El hada levanto la cabeza del regazo de su amiga y vio que ella la sonreia.

-¿Sabes mi pequeña amiga que lo mas importante de los deseos propios, es que solo se cumplen cuando, deseamos lo mejor a los demas en vez de para nosotros mismos?. Has elegido el ultimo deseo y por lo tanto el deseo correcto, pues con ello has aprendido que lo mas importante en la vida es desear la felicidad para aquellos que queremos, por que asi conseguiremos que todos nuestros deseos se hagan realidad. Ahora duerme mi pequeña hada, que tu amiga te cuida igual que siempre lo hizo desde el principìo contigo y con todos los demas seres.

FIN

Moraleja: "A veces el mundo nos hace reaccionar de manera egoista, buscando nuestro propio beneficio, sin pensar en los demas en ningun momento y olvidandonos de aquellos que desde el comienzo han estado siempre con nosotros ayudandonos, cuidandonos y brindandonos desinteresadamente su amor y su amistad. Cuando pidais un deseo, que este sea para hacer feliz a alguien porque al hacerlo incoscientemente estareis haciendo realidad alguno de vuestros deseos propios. Pues todo lo bueno que deseis a los demas se os devolvera en la misma medida a vosotros . Es la magica Ley de causa y efecto".

5 Comments:

Blogger Kat said...

Wepa muñeca no sé de donde sacaste tanta imaginación pero el cuento está buenisimo... sin duda alguna mis hermanitos también lo van a disfrutar mucho...

Besos,

Kat

3:10 p. m.  
Blogger Angel Negro said...

Gracias Kat, pues no se de donde saco mi inspiracion, quizas escribo los cuentos que a mi me hubieran gustado que me leyeran. Los cuentos de los que se aprende algo.
Ya me contaras que les parece mi cuentecito a tus hermanitos y si hacen caso a la moraleja ;)
Un besazo preciosa

8:33 p. m.  
Blogger Noa- said...

Bonito cuento y buena moraleja.
Mezclar mundos de magia con la dura realidad es todo un arte.

Un saludo

7:04 p. m.  
Blogger Angel Negro said...

Gracias Noa, a veces los cuentos nos hacen despertar y darnos cuenta de que desear lo mejor a los demas, si es un arte.
Gracias por tus elogios, no los merezco, solo escribo lo que siento.
Besos

1:16 a. m.  
Blogger antona said...

Felicidades por tu blog,me ha gustado mucho,volvere
salu2

7:04 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home