19.2.06

NEGRA FLOR


Orquídea oscura mecida por el rocío

lagrimas de sangre bañaron su alma
protegida por la Luna, el Sol le dio la espalda
por ser diferente, por no poder ser ella
cuando empieza a despuntar el alba.

Solo a tu que compartes mis miedos e ilusiones
que intentas averiguar como es en realidad
esta la oscura Princesa y noble Dama
dañada injustamente, sin hablar ni hacer nada.

Solo tu, atreviéndote a preguntar, sin juzgar
Rosa salvaje con el alma blanca
antes clavaría en su pecho por ti la daga
que herirte jamas y dañarte el alma.

Solo a ti por ello te doy las gracias
por sentirme de nuevo mujer respetada
deseando por encima del dolor, ser flor
naciendo cada noche bañada por la escarcha.

4 Comments:

Blogger Noa- said...

Preciosas palabras para expresar como marca el mundo a los diferentes.
Juzgamos la diferencia o simplemente nos da miedo la personalidad y la señalamos?

Un saludo

3:25 p. m.  
Blogger Angel Negro said...

Noa gracias por tus comentario y decirte que yo creo que en realidad l@s otr@s temen tanta seguridad de los que tu llamas diferentes, porque a decir verdad lo que nos temen es nuestra fuerte y propia identidad y marcada personalidad.Tan distinta a veces a los demas y tan segura pase el tiempo que pase.
Besitos

4:31 p. m.  
Blogger TONY said...

Poco importa sentirnos o ser realmente diferentes cuando sabemos que alguien nos ama...

Bellas palabras, gracias por pasar nuevamente...

Un beso y saludos!

5:55 p. m.  
Blogger Krystal said...

Precioso, Lilith... Me ha encantado, desde el primer verso me hizo contener el aliento. Hermosa orquídea negra, que habita en los jardines de la noche, donde la vegetación atrapa y los aromas son salvajes.
Deja que el rocío acaricie tu piel resplandeciente y perfumada cada noche.
¿Quén fue esa rosa con el corazón blanco?

Me alegro de que alguien te recordase de nuevo todo lo que vales. A veces hace falta.

Un abrazo de lirio crepuscular, mi ángel. Te hecho de menos, me da pena hoy no poder verte, pero sabes que hay cosas que debo hacer.

6:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home